domingo, 10 de febrero de 2013

Introducción a al Psicología Individual de Alfred Adler




LA PSICOLOGÍA INDIVIDUAL DE ALFRED ADLER, EL MÉTODO TELEOLÓGICO.
Por Lic Moyano Agustín Danilo

“La superación es, pues, la ley fundamental de la vida”
Alfred Adler

Si bien Adler formó parte del movimiento psicoanalítico desde 1902 hasta 1911 se puede observar claramente que fué desde el principio un pensador independiente.
La psicología individual es holista y causal finalista (teleológica). Esto quiere decir que el individuo es considerado un todo indivisible, dirigido por fines o metas. Los postulados fundamentales de la psicología individual son: a) Existe una fuerza dinámica básica orientada hacia la superación, la perfección. Un esfuerzo desde una situación sentida como un menos a una situación sentida como un mas, desde el sentimiento de inferioridad hacia la superioridad. b) Este esfuerzo, y también todos los fenómenos psíquicos, recibe su dirección de una meta ficticia creada por el individuo (a pesar de las determinantes biológicas y ambientales), que le es inconsciente o desconocida. c) De éste tender hacia un objetivo que el individuo establece para sí, resulta la unidad de la personalidad. d) La meta está regida por un patrón supraordenado de organización de la experiencia constituido en la infancia (estilo de vida) que determina las creencias inconscientes y las construcciones de significados personales.  e) El ideal orientador de la humanidad es el sentimiento de comunidad, meta final de perfección que tiene como objetivo la cooperación mutua y el bienestar de la sociedad.
Su primera obra importante se llama Estudio de la inferioridad de los órganos, publicada en 1907. En ella se confirma la hipótesis de que en la base de todo desarrollo psíquico normal o patológico se encuentra una deficiencia hereditaria, morfológica o funcional de uno o varios órganos del cuerpo,  y que se reacciona ante ella por medio de una compensación orgánica o psicológica. La compensación orgánica se puede producir aumentando la actividad funcional de un órgano paralelo, aumentando la actividad posterior del mismo órgano afectado o aumentando la actividad de otro órgano. Nos encontramos frente a una compensación psicológica cuando a través de la superestructura del sistema nervioso central, la mente desarrolla una especial habilidad para una función psíquica.
Tanto la inferioridad orgánica como la enfermedad no son comprendidas como entidades separadas, sino a través del punto de vista de la acción mutua. “Puesto que la inferioridad de los órganos afectados proviene del ambiente externo, los cambios del ambiente, la inferioridad del órgano  y la compensación mejorada correspondiente cerebral, tienen todos lugar bajo una mutua influencia”.
Por lo tanto la primera fase de la teoría Adleriana se encuentra más vinculada al modelo médico y consiste, básicamente, en la compensación física o psicológica de la inferioridad orgánica. Según palabras del autor ésta sería la tesis fundamental: “el sentimiento de padecer una inferioridad orgánica obra sobre el individuo como un estímulo continuo en su desarrollo psíquico.”
Su segunda gran obra se titula “El carácter neurótico”. Publicada en 1912, representa la ruptura teórica con Freud y la culminación de sus desarrollos anteriores, siendo los más importantes: unidad y transformación de los instintos  (1908), el instinto de agresión (1908) y la necesidad de afecto 1908).
Adler se propone demostrar el sentimiento de inferioridad como algo universal y común a todos los seres humanos. El niño pequeño tiene una vivencia de inseguridad que al llegar a ser consciente es estructurada como una posición de minusvalía o inferioridad que intentará dominar aspirando a una posición de dominio y superioridad. Se produce un movimiento de compensación de abajo hacia arriba, a través del desarrollo de la voluntad de superación, afán de valer, de poder y de dominio.
La compensación se puede llevar a cabo a través de: a) un estilo de vida ajeno al sentimiento de comunidad: predominio de la lógica privada, expresado en complejo de inferioridad, complejo de superioridad y patologías. b) un estilo de vida acorde al sentimiento de comunidad: predominio de la lógica común, adaptación expresada mediante la cooperación en las tareas de la vida (siendo las principales la profesión, la actitud frente al prójimo, y el amor). “Tal conocimiento entraña una exigencia para el lector: enrolarse en el esfuerzo orientado contra el imperio del afán de poder y a favor de una educación para la vida en comunidad.”
Esta segunda fase de la teoría Adleriana  consiste, principalmente, en la compensación del sentimiento universal de inferioridad. Dice Adler “En resumen: la inferioridad constitucional y otras situaciones infantiles de efectos equivalentes, originan un sentimiento de inferioridad que reclama una compensación, una elevación del sentimiento de personalidad. El individuo se da un objetivo final, ficticio, caracterizado por el afán de poder. Este objetivo de superioridad adquiere una enorme influencia y pone a su servicio todas las energías psíquicas. Nacido él mismo de la tendencia aseguradora, organiza dispositivos psíquicos con vistas a garantizar esa seguridad; entre ellos, en especial, el carácter neurótico y la neurosis funcional. La ficción directriz se construye según un esquema simple e infantil que afecta de un modo particular la apercepción y el mecanismo de la memoria.”
Los últimos desarrollos principales de la teoría Adleriana pueden encontrarse expuestos en su texto El sentido de la vida, publicado en 1933. En éste caso el complejo de superioridad ya no va a ser considerado una compensación del sentimiento de inferioridad, sino que el sentimiento de inferioridad y sus compensaciones provienen del fracaso del individuo en cumplir sus metas  de desarrollo personal y superación. La fuerza motivante principal es el afán de superación, la perfección y la búsqueda de sentido. Si el sentido es buscado en una conducta desinteresada por el sentimiento de comunidad el individuo llevará una vida conflictiva. Lo que resuelve el egocentrismo del sujeto y potencia su salud mental es encontrar el sentido de la vida en una conducta con interés social que promueva objetivos útiles para la comunidad. Esta se desarrollará según el estilo de vida del individuo, haciendo hincapié Adler en que es originado por su poder creativo, de la manera en cómo percibe el mundo y de lo que considera como éxito.
Por lo tanto esta tercera fase de la teoría Adleriana podría resumirse de la siguiente manera: Todo individuo busca significado y aspira a la perfección como meta ficticia o ideal, cuando esto fracasa surgen los sentimientos de inferioridad.
“La psicología Individual ha encontrado una fórmula especial para el afán correcto por la perfección del hombre: la meta que el individuo debe perseguir ha de estar en la dirección que conduce a la perfección de toda la humanidad sub especie aeternitatis.”Virtud” significa progreso, “vicio” significa perturbación del trabajo común que tiende a la perfección. El individuo nunca puede ser la meta del ideal de perfección, sino solamente la humanidad como una comunidad cooperante.”
Bibliografía:
Heinz Ansbacher, La psicología individual de Alfred Adler, Troquel, Argentina, 1959.
Alfred Adler, Estudios sobre la inferioridad de los órganos, Paidos, Argentina, 1980
Alfred Adler, El carácter neurótico, Planeta- Agustini, España, 1985.
Alfred Adler, El sentido de la Vida, Luis Miracle, España, 1951.
Alfred Adler, Superioridad e interés Social, Fonde de cultura económica, México, 1968.                       Alfred Adler, Conocimiento del hombre, Espasa Calpe, España, 1931.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada